• 10anos
  • corte
  • domicilios

Bienvenidos

LA PAELLA Y SUS ORIGENES

La paella surge en las zonas rurales de Valencia entre los siglos XV y XVI, su nacimiento, como el de todos los platos de la cocina popular de cada zona, no es más que la conjunción de los elementos que cada pueblo tenía a su alrededor.  En sus orígenes los ingredientes básicos eran, las aves, el conejo de campo o liebre, las verduras frescas que se tuvieran al alcance, arroz y  azafrán  que se mezclaban en la paella con el agua y se cocinaban lentamente a un fuego efectuado con leña de ramas de naranjos, que al mismo tiempo dan sabor y un olor característico.

  • La tarjeta Intelecto solo aplica para el consumo en el restaurante 
  • Las tafifas en la web solo aplica para los  Domicilios

No existen documentos históricos que señalen exactamente el origen de la paella marinera, pero sí que es la alternativa costera a la paella campesina, hecha a base de sepia, calamares, camarones, langostinos, almejas, o mejillones, además  del  pescado, en la zona del litoral, así como el aceite de oliva propio de la zona del mar Mediterráneo.

En el Levante español, cuentan una historia que data de la Guerra de la Independencia acerca de un general francés, una paella y una mujer que la hacía. El general francés estaba tan impresionado por la mencionada paella que hicieron un trato: por cada nuevo plato de arroz, el general liberaría a un prisionero español. La mujer puso en marcha su imaginación y una gran capacidad de improvisación y cada día le hacia una paella diferente. Cuentan que consiguió liberar a 176 prisioneros.

La palabra 'paella'

Muchos orígenes se le dan a la palabra 'paella'. Hay una gran cantidad de teorías de donde la palabra se originó. La primera teoría es que paella viene del latín. También, creen que 'paella' viene de la palabra árabe baqiyah.

Otra teoría es mucho más romántica. Dicen que hay un cuento en el que un hombre preparó paella para su novia para ganar su cariño. En español, 'paella' puede ser una derivación de la frase "por ella" o "para ella". Aunque esto pueda ser sólo una bonita historia, hay alguna verdad en esta teoría. En España, cocinar es generalmente un trabajo de mujer. Sin embargo, la paella es tradicionalmente cosa de los hombres.

'Paella' sí, 'Paellera' no

Como se dice en la Comunidad Valenciana,  porque 'paellera'' sería la mujer encargada de cocinarla y no el recipiente donde se cocina. En Valencia, a la sartén se le llama 'paella', de ahí viene el nombre del plato más famoso de la cocina española. Aunque la Real Academia Española de la Lengua admite ambas acepciones.

En resumen, la paella, no es más que una sartén,  a la que se le ha quitado el mango y en su lugar se le ha fijado dos asas para que soporte el peso del guiso. Ha de ser de un diámetro mínimo de unos 22 cm. y no muy honda, con unos bordes de 5 a 10 cm., dependiendo de su diámetro. Su diseño favorece la evaporación del caldo.

Teóricamente cada paella está dimensionada para una cantidad de arroz, aunque las dimensiones varían mucho según el número de porciones y la forma de elaborar las paellas de cada cocinero. Tradicionalmente la paella se come en el mismo recipiente.

No hay una receta única

La paella es uno de esos platos que admite prácticamente cualquier ingrediente, cada  Cheff  utiliza el que más le gusta y nunca hay una paella igual a otra. No existe una receta que unifique la gran variedad de posibilidades de este plato, pues admite cualquier combinación de ingredientes, así como puntos de cocción, pasando desde  las paellas secas,  hasta los arroces caldosos, sin olvidar el famoso Cucayo  o Socarrat.

Bienvenidos pues al mundo de La Paella!